Review: Dos Tipos Peligrosos

Cállate, a menos que seas yo.

Los Ángeles, 1977. Holland March (Ryan Gosling), un detective privado con licencia y padre soltero, es contratado para investigar el aparente suicidio de la famosa estrella porno, Misty Mountains (Murielle Telio). El camino lo lleva a ir tras la pista de una chica llamada Amelia (Margaret Qualley), al mismo tiempo de que empieza a trabajar junto a un detective menos licenciado y más violento, Jackson Healey (Russell Crowe) y sus nudilleras de metal. Pero se enteran que ellos nos son los únicos que le siguen la pista a Amelia, y ambos tendrán que enfrentarse a un mundo entero lleno de matones excéntricos, desnudistas disfrazadas de sirenas e incluso una posible conspiración en el gobierno.

No todos son los más grandes fanáticos de la tercera entrega de Iron Man. Es entendible. El Mandarín no era realmente el Mandarín, y la gente odió eso porque este era uno de los villanos más memorables en los cómics de Iron Man y pues… ya sabemos qué pasó. Pero, en mi opinión, es una película poco valorada. Sobre todo porque tiene muchos elementos excelentes, provenientes del director Shane Black, el cual ya había trabajado anteriormente con Robert Downey Jr., en Kiss Kiss Bang Bang. Ahora, con esta nueva película de su autoría, tuvo oportunidad de incorporarse de nuevo al género que lo puso en el mapa: la acción/comedia/crimen/misterio… digo, no hay mejor manera de describirlo. Y desde que vi la interacción de sus dos estrellas, Ryan Gosling y Russell Crowe, en los Oscares de este año, supe que estábamos frente a una posible nueva obra maestra. Y no lo fue… pero definitivamente ha sido una de las mejores películas de este año. La dirección de Shane Black es incomparable y hace un excelente trabajo ambientando un lugar como Los Ángeles en la década de los 70’s, que es… prácticamente como Los Ángeles hoy en día. Pero ustedes me entienden: los atuendos, la manera de hablar, todo eso es como si estuvieras viendo a actores actuando en aquella década. El misterio y el caso que estos dos detectives tienen que investigar es asombroso, y hace que de verdad se ponga uno mismo a tratar de unir puntos y saber por qué hay tanta gente detrás de algo que parecía muy simple. Los diálogos y la historia son un punto clave para que el filme pueda ser por lo menos pasable, pero afortunadamente, esas dos cosas son de lo mejor que se puede pedir. Aunque, a decir verdad, lo que de verdad eleva a esta película a un nivel mayor de espectacularidad son las actuaciones de los dos protagonistas, Crowe y Gosling. Estos dos… WOW. La química entre ellos es simplemente espectacular, y los mencioné justo después de haber hablado sobre el guión porque la mayoría de las acciones que ellos dos hacen a través de la película es improvisado. Ellos mismos mencionan que Shane Black se empezaba a aburrir de hacer lo mismo varias veces y que les pedía que trataran de hacer algo distinto que no estuviera establecido en el guión. Los dos, por suerte, tienen una gran habilidad para eso, y se nota en el producto final. Hay muchas escenas en donde el diálogo entre los dos fluye de manera tan natural que te pone a pensar: “Lo que están haciendo no pudo haber estado en el guión”. Y, de hecho, no lo estaba. A pesar de todo eso, la película sí tiene algunas cosas que pudieron haber sido mejoradas. Por ejemplo, hay una escena en donde el personaje de Gosling está medio dormido/drogado y se imagina a una enorme abeja en la parte de atrás del auto hablándole y fumando marihuana. A causa de esto, ambos chocan en el auto. No sé, simplemente se me hizo algo innecesaria esa escena, a pesar de que sí me hizo reír un poco. Otras escenas se me hicieron algo largas y repetitivas, como cuando van a la primera fiesta a tratar de encontrar a Amelia y el personaje de Ryan Gosling se pone muy borracho y empieza a hacer tontería y media. Sé que, ultimadamente, sirvió para que accidental y graciosamente encontrara una importantísima pista y para que otra escena en el tercer acto tuviera un impacto fuerte, pero se hubiera entendido que Holland March es “malacopa” con tan sólo un acto de ebriedad. Pero bueno, finalmente esta película es MUY, MUY, MUUUUY recomendable, sobre todo si quieren ver unas de las mejores actuaciones en las carreras de Crowe y Gosling, una película de humor negro con excelentes diálogos y maravillosas escenas. La película es BASTANTE BUENA. Denle una oportunidad y no se arrepentirán. Gracias y nos leemos pronto.

nice-guys-movie-poster-2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s