Review: Daredevil – Temporada 2

One batch, two batch…

Después de haber acabado con la amenaza de Wilson Fisk (Vincent D’Onofrio), Matt Murdock (Charlie Cox) sigue su vida como vigilante en Hell’s Kitchen. Pero ahora, las cosas que tiene que enfrentar serán mucho más grandes: llega a la ciudad un duro mercenario llamado Frank Castle (Jon Bernthal), mejor conocido como el “Punisher”, el cual se dedica a eliminar con precisión militar a los miembros de los grupos mafiosos más peligrosos; también, una vieja amiga de Matt, llamada Elektra Natchios (Elodie Yung) regresa pidiendo su ayuda para luchar contra el crímen, pero sus ideales chocarán con los de Matt; un grupo que tiene planes sobrenaturales conocidos como “La Mano” desatará el caos en Hell’s Kitchen; y para rematar, tendrá que balancear su vida como vigilante y como abogado, cosa que a sus compañeros, Foggy Nelson (Elden Henson) y Karen Page (Deborah Ann Woll), no les agrada mucho.

Como muchos ya lo saben, la primera temporada de Daredevil fue estupenda por muchas razones: la acción, las actuaciones, la valentía de los creadores al hacer un producto Marvel con violencia y groserías excesivas. Todo funcionó a la perfección. Así que, para esta segunda temporada, la apuesta tenía que ser mucho más grande. Tenía que haber personajes que pudieran llenar de pleno el vacío que dejó Wilson Fisk, tenía que haber secuencias de acción que superaran las de la primera temporada… todo eso iba a ser difícil de alcanzar. Afortunadamente para todos, esta temporada fue todo lo que amamos de la primera y mucho, mucho más. Empecemos con las actuaciones, porque vaya que fueron geniales. Jon Bernthal fue simplemente ES-PEC-TA-CU-LAR como Frank Castle, aka Punisher. Un hombre que está dispuesto a llegar a niveles inimaginables de violencia cuando se trata de eliminar a la gente que le hacen mal y que se atraviesan en su camino hacia la venganza, pero que al mismo tiempo sigue teniendo un corazón al recordar los tiempos que pasó con su familia. Él fue definitivamente la mejor parte de esta temporada, sobre todo el capítulo 4, titulado Penny and Dime, en el cual tiene un monólogo de 8 minutos al final del capítulo que me enfurecería que no hiciera que quedara nominado a un Emmy este año. En serio, Bernthal dio una magnífica interpretación y se robaba cada minuto que aparecía en pantalla.

Otra nueva adición fue Elodie Yung como Elektra Natchios, y tendré que ser honesto: su historia fue la que menos me interesó. Yung fue muy buena como Natchios, y sus escenas de acción también fueron estupendas, pero su historia sí quedó opacada por la de Punisher y no fue muy atractiva. Lo más interesante fue su pasado con Matt, el hecho de que estuviera a punto de hacerlo romper su más grande regla, aquella de “no matar”, y su relación de amor/odio. Pero fuera de eso, la meta que ella estaba tratando de alcanzar fue muy “meh” para mí. Todo el tiempo que la veía en pantalla, pensaba: “Ok, sí, muy bien, ¿pero cuándo podremos ver a Punisher otra vez?”

Claro, no podemos hablar de Daredevil sin hablar de Daredevil. Charlie Cox sigue haciendo un trabajo magnífico como Matt Murdock, tiene un enorme carisma y es, en resumidas cuentas, eléctrico en pantalla. A tal punto ha llegado que, la próxima vez que vaya a una fiesta de disfraces, me voy a conseguir un traje, un bastón y unos lentes oscuros e iré disfrazado de Matt Murdock. Es asombrosa la manera en que el método de Daredevil y los de Punisher y Elektra chocan, a pesar de estar haciendo prácticamente lo mismo. Y el modo en que la historia se va desarrollando y ves la reacción de la gente acerca de cómo han funcionado las acciones por parte de los 3 influenciarán la forma de la cual veremos Captain America: Civil War: ¿necesitamos la ayuda de los héroes?; si sí, ¿tienen que estar registrados para hacerlo?

Tengo que hablar también de la gran habilidad de combinar excelentes diálogos con magníficas escenas de acción. Como todos sabrán, la primera temporada será recordada por aquella estupenda “pelea del pasillo” la cual fue hecha toda en una sola toma. Esta segunda temporada tenía la obligación de hacer algo que se le acercara y afortunadamente sí lo hizo, en el tercer episodio, con la que ahora será conocida como la “pelea de las escaleras”. Daredevil, con una mano atada a una pistola y la otra a una cadena, acaba por completo con un enorme grupo de sádicos motociclistas. La coreografía de pelea, el trabajo de cámara, las actuaciones, TODO es perfecto. ¡Y esa escena con Punisher en la prisión! Uff, me dejó sin aliento. Fue una de las escenas que te demuestra que ésta no es tu típica aventura Marvel que se puede disfrutar en familia: podemos ver a Frank Castle golpear, apuñalar, cortar, cercenar a diestra y siniestra, por arriba y por abajo a decenas de prisioneros; y la toma final con un Frank Castle completamente cubierto de sangre, siendo lentamente envuelto por una nube de humo… UFF.

Como dije, los diálogos también son exorbitantes. Así como podría estar todo el tiempo viendo a Daredevil, Elektra y Punisher patear traseros, también podría estar viéndolos hablar entre ellos durante horas y horas. Había mencionado arriba el excelente monólogo de Punisher en el cementerio, al final del cuarto capítulo, pero también hay muchas otras que quedarán marcadas en mi mente durante mucho tiempo: el intercambio de palabras entre Castle y Daredevil en el techo; las discusiones entre Foggy, Karen y Matt; la visita de Matt a CIERTO PERSONAJE en prisión; las múltiples pláticas e investigaciones de Karen y Ellison, el antiguo jefe de Ben Urich. Todo es, en pocas palabras, perfecto.

Debo recalcar el hecho de que la violencia aumentó muchísimo en esta segunda temporada. Claro, con un personaje como el Punsiher, tenía que pasar. Aquella escena de tortura, con todo y un taladro en el pie; el escape del Punisher; la pelea en la prisión; el regreso de un contrincante el cual se creía muerto. Por más que me gustaría ver un crossover entre este universo y el de los Vengadores, la veo muy difícil, porque el tono de ambos no combina en lo absoluto, y esta es la razón del por qué. ¿O acaso han visto a Capitán América hacer explotar la cabeza de alguien con una escopeta? ¿O a Thor, enterrando un cuchillo en los testículos de alguien?

Para terminar, la segunda temporada de Daredevil superó en muchos lugares a la primera, con la excelente inclusión de Bernthal y Yung como Punisher y Elektra, respectivamente. La acción, la violencia (Dios, ¡la violencia!), la historia, el misticismo, la actuación, todo fue elevado a la décima potencia e hizo que fuera toda una MARAVILLOSIDAD. En serio, esta serie es una de mis favoritas de todos los tiempo. Es espectacular. Y hablo en serio cuando dije lo del disfraz de Matt Murdock: ¿alguien me puede decir donde puedo conseguir un bastón y unos lentes así? Se los agradecería mucho. Gracias y nos vemos pronto, “Red”.

daredevil_season_2_trio_poster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s