Review: Star Wars: El Imperio Contraataca

“I love you”
“I know”

Después de recibir una visión de Obi-Wan Kenobi (Alec Guinness) y escapar del helado planeta Hoth, en donde se encontraba la base rebelde que fue atacada por fuerzas imperiales, Luke Skywalker (Mark Hamill) viaja a Dagobah, un planeta en donde será instruido en los caminos de la Fuerza por el legendario maestro Jedi, Yoda (Frank Oz). Mientras tanto, Han Solo (Harrison Ford) y la Princesa Leia (Carrie Fisher) llegan al planeta Bespin, donde son recibidos por un viejo amigo de Han, un apostador truculento llamado Lando Calrissian (Billy Dee Williams). Emboscados por el Imperio momentos después de su llegada, Han y sus amigos terminan siendo prisioneros de Darth Vader (cuerpo de David Prowse, voz de James Earl Jones). Luke tendrá que decidir entre quedarse en Dagobah para terminar su entrenamiento o abandonar todo para rescatar a sus amigos.

Aquí estamos, a horas del estreno de “El Despertar de la Fuerza”, y apenas voy haciendo la reseña de la segunda película. Bueno, mañana temprano haré la de “El Regreso del Jedi”, y luego más tarde la del Episodio VII. Las precuelas no las haré por varias razones: a) No las tengo todas; b) No son tan buenas; y c) No afectan tanto la cronología de la siguiente película. Pero bueno, hablemos de la que varias personas (incluyéndome) consideran ser no sólo la mejor película de Star Wars, sino una de las mejores películas de toda la historia. Antes de empezar, tengo que admitir que tal vez me equivoqué en la reseña anterior, diciendo que George Lucas nunca quiso hacer las películas en desorden. Digo “tal vez” porque, en efecto, la primera película sólo se llamó “Star Wars” y no decía que fuera ningún episodio, pero a partir de esta, en el inicio, decía “Episode V”. Oops, mi error. Cabe mencionar que esta película no fue dirigida por George Lucas, sino por  Irvin Kershner. Pero bueno, ya que dejamos eso atrás, empezaré diciendo que esta película tomó todo lo que hizo asombrosa a la primera entrega y lo multiplicó por 100. La acción es asombrosa, el humor es fantástico y, bueno, simplemente todo es espectacular. La película comienza, y algo que me sorprendió bastante es que no tenía ni 5 minutos de que empezó y Luke YA se encontraba en peligro, siendo atacado por ese extraño monstruo de las nieves. Han se encuentra dentro de la base rebelde, y después de algo de tensión romántica entre Leia y él, se da cuenta que Luke no ha regresado. Al salir, dice una de las mejores líneas de la película (y vaya que hay varias): cuando uno de los rebeldes le dice “Your Tauntaun will freeze before you reach the first marker!”, él siendo todo un bad-ass le contesta: “Then I’ll see you in hell!”. Si de por sí Han Solo ya era un personaje asombroso, Harrison Ford hace todo lo posible por ser aún mejor aquí, y vaya que le sale. La batalla de Hoth, a pesar de ser muy corta, es una de las más memorable de toda la saga. Los enormes AT-AT que son desplegados por el Imperio son estupendos y DEMONIOS QUIERO UNO. Aparte, me trae recuerdos de un videojuego que solía jugar en mi infancia que seguramente muchos de ustedes también jugaban: “Star Wars: Shadows of the Empire”, en donde el primer nivel era, justamente, la batalla de Hoth, en donde tenías que enredar los pies de los AT-AT para poder pasar al siguiente nivel. Era FANTÁSTICO. Luego de eso, cuando Luke logra llegar al planeta Dagobah, conocemos a esa extraña (y hasta eso, un poco irritante) criatura verde, que luego sabremos es el legendario maestro Jedi, Yoda, el cual trata de entrenar a Luke para utilizar la Fuerza de mejor modo, pero que al mismo tiempo se frustra al ver que el joven es muy impaciente. Y claro, siendo Yoda el más fregón de todos, también tiene algunas de las mejores líneas de la saga: “Do or do not. There is no try”. En serio, podría tener un póster motivacional con esa línea y varias personas saldrían inspiradas de ahí. Por otra parte, también vemos a Han, Leia, Chewie y C-3PO (que es de los pocos personajes que se volvió MÁS irritante que en la película anterior), escapar de las fauces de un enorme monstruo/gusano. Este tipo de criaturas, a pesar de que hoy en día se ven muy burdos (vaya, ese monstruo es práticamente un guante para hornear), es lo que hacía especial a las películas. Efectos prácticos, casi nada de CGI. Pero claro, George Lucas tenía que intervenir, tratando de que todo se viera más “moderno” con más uso de criaturas hechas con computadora. Pero bueno, después de ese escape, los cuatro llegan a la ciudad de las nubes, y son recibidos por Lando Calrissian, y rayos, ese tipo es seductor y “suave”. La manera en que saluda a Leia es fantástica: “Hello, what have we here?”, y la voz de Billy Dee Williams hace que a cualquiera se le ponga la piel chinita. Las mujeres quieren estar con él y los hombres quieren ser como él. Si Han Solo era un personaje “macho” y lleno de encanto, Lando le dice “Quítate que ahí te voy”. Es simplemente un personaje genial… a pesar de que al final le guste usar la ropa de Han (en serio, ¿qué onda con eso?). De hecho, cuando Lando los traiciona con el Imperio, te pones a pensar: “¡No, Lando! ¡Tú eras genial! ¿Por qué los tenías que tracionar? ¡Tú no!”. Afortunadamente, se reivindica tiempo después ayudando a Leia y a Chewie escapar. ¿Por qué no a Han? Bueno, pues porque él termina siendo congelado en carbonita por Darth Vader y vendido a uno de los personajes que tenían muchísimo potencial para ser fantásticos, pero desaparecen luego de unos minutos, Boba Freakin’ Fett. En esa escena, por cierto, está también una de las mejores líneas de la saga: Han está a punto de ser congelado, y Leia le termina confesando su amor: “I love you”; originalmente, Han tenía que decir “I love you too”, pero Harrison Ford sentía que eso no quedaba con la actitud de Han Solo, entonces decidió improvisar y decir: “I know”. I KNOW!! ¡A los hombres se nos critica por no decir “Yo también te amo”, y Harrison Ford sólo dice “I know” y aún se queda con la chica! I know… Y eso es una de las muchísimas razones por las cuales Harrison Ford fue la mejor elección para hacer de Han Solo. I. Fucking. Know. Ooff… Mientras tanto, Luke siente que sus amigos están en peligro y decide ir a su rescate, a pesar de las múltiples advertencias de Yoda y Obi-Wan. Al llegar ahí, Luke se enfrenta, por primera vez, frente a frente, con Darth Vader… La mejor escena de toda la saga. Punto. La cinematografía. La música de John Williams. Las actuaciones de ambos actores. La pelea de sables. El ambiente. Todo es FANTÁSTICO en esta escena. Vader tiene el control total sobre la batalla, pero deja que Luke se esfuerce un poco. Luke se agota rápidamente, y por su impaciencia, pierde una mano (una de las muchísimas manos que se pierden durante toda la saga). Cuando finalmente se siente derrotado, Luke queda a merced de Vader. Este le dice: “Obi-Wan never told you what happened to your father”, a lo cual Luke dice: “He told me enough! He told me you killed him!”. Este es el momento en que debo decir que, si no han visto “El Imperio Contraataca”, este sería un muy buen momento para dejar de leer, ya que diré spoilers sobre algo bastante grande; aunque, a decir verdad, si a estas alturas no sabes la vuelta de tuerca de la película… ¿dónde has vivido estos últimos 35 años? En fin, resulta que Darth Vader no mató al padre de Luke… ¡ÉL ES EL PADRE DE LUKE! *música dramática* Sí, en estas épocas eso ya no sorprende a nadie, pero cuando al película se estrenó en 1980, la gente sí se quedó estupefacta y boquiabierta. ¡¿El villano más malvado de toda la galaxia es el papá del héroe?! WHAT?! Finalmente, para terminar con esta reseña, luego de todo eso, la película parece terminar felizmente, con Luke, Leia, C-3PO y R2-D2 viendo la Galaxia, a bordo de una nave rebelde. Pero en realidad, las cosas no podrían estar peor: Vader es el padre de Luke, el Imperio tiene el control total sobre la Galaxia, Han Solo está congelado y en posesión de Boba Fett. Todo tendría que ser resuelto en la siguiente película, pues las cosas no se veían bien para nuestros héroes. En resumen, esta película mejoró todo lo que tenía por mejorar, con excelentes escenas de acción, más suspenso y temor, nuevos personajes que se quedaron en la historia como los mejores de toda la saga, y una vuelta de tuerca que la mayoría de la gente, para la fecha en que salió, no vio venir. Todo esto y mucho más hacen que la película sea una absoluta MARAVILLOSIDAD. Como dije al principio, esperen para mañana la reseña de “El Regreso del Jedi” y muy probablemente, más tarde, “El Despertar de la Fuerza”. #AllAboardTheHypeTrain. Gracias y “Who’s scruffy lookin’?”.

the20empire20strikes20back

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s