Review: Revancha

¡DING DING!

El boxeador Billy Hope (Jake Gyllenhaal) está en lo máximo de su carrera: lleva todas sus combates invicto, su esposa Maureen (Rachel McAdams) y su hija Leila (Oona Laurence) lo aman, una enorme casa, mucho dinero… Pero cuando una tragedia llega a su vida, Billy empieza a perderlo todo rápidamente. Este empieza a desmoronarse física y emocionalmente, haciendo que el Gobierno le quite a su hija hasta que vuelva a rehabilitarse. Para hacer esto, necesitará la ayuda del entrenador Tick Wills (Forest Whitaker) para poder ponerse de nuevo en forma y salir a hacer lo que mejor sabe hacer para su hija y para él mismo: boxear.

Desde que vi las primeras imágenes de Jake Gyllenhaal en esta película, aquella en donde está en medio del ring, con la boca sangrando, músculos en los músculos, y honestamente medio feo, sabía que daría otra interpretación de gran calibre. Gyllenhaal ha hecho un espléndido trabajo en sus últimas películas recientemente, como en “Prisoners”, “Enemy” y más recientemente “Nightcrawler” por la cual NO lo nominaron al Oscar, estúpidamente. Así que sólo de ver la imagen, sabía que sería una joya más en su carrera. Y sí, efectivamente en esta película da otra interpretación soberbia como Billy Hope, un boxeador al que no le faltaba nada y lo terminó perdiendo todo. Desafortunadamente, la película no rompe ninguna barrera, ya que se encuentra plagada de clichés de películas deportivas de este tipo. En serio, sin contarles mucho sobre la historia, ustedes saben perfectamente cómo es que va a terminar. No hay otra manera. Pero a pesar de los miles de clichés que se encuentran en el filme, las actuaciones no sólo de Gyllenhaal, sino también de Rachel McAdams, Forest Whitaker e incluso la pequeña Oona Laurence le inyectan vida a esta película que no sería nada sin ellos. La película es muy, muy, MUY depresiva, ya que aunque dure 2 horas, sientes que la tragedia nunca acaba para el personaje de Gyllenhaal. Cuando algo bueno llega a pasarle o a llegarle, la película no tarda mucho en quitárselo de nuevo. Es como cuando te empieza a caer bien un personaje en “Game of Thrones” y en el siguiente capítulo muere decapitado, y quedas extremadamente deprimido porque creías que iba a estar a salvo por ser uno de los personajes principales… Ehm, ¿en dónde estaba? ¡Ah, sí, la película! Rachel McAdams, a pesar de que sale poco tiempo en la película, hace un muy buen trabajo como la esposa de Billy. Eso sí, si ya vieron el trailer de la película, saben por qué ella sale tan poco tiempo en la película. ¿Qué hay con los trailers hoy en día? ¿Por qué sienten la necesidad de contarnos toda la película antes de verla? Películas como “El Sorprendente Hombre Araña 2”, “Terminator Genisys” o esta nos arruinan sus propias sorpresas dentro del mismo trailer, y hacen que la película ya no sea tan intrigante o atrayente como pudo haber sido de no haber sabido esos “pequeños” detalles antes de entrarla a ver. “¡Mira, ya salió el nuevo trailer de la nueva película de Terminator! Vamos a verlo… Muy bien… Espera… ¡¿JOHN CONNOR ES UN TERMINATOR?!” Lo mismo pasa con esta película. No contaré aquí cuál es esa pequeña vuelta de tuerca, pero como dije antes: si vieron el trailer, ya saben de qué hablo. Para finalizar, la película es una más del montón de película deportivas en donde el personaje principal que lo tenía todo lo termina perdiendo todo, pero que se medio salva de los típicos clichés por las interpretaciones de los actores principales. La película está NI MUY BIEN, NI MUY MAL. Simplemente “meh”. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s