Top: Momentos de Pixar (REDUX)

Aquí vamos otra vez…

Visitando algunas de mis viejas listas me encontré con la de los mejores momentos de Pixar y me di cuenta de algo… No elegí los mejores momentos de las películas. La estaba leyendo y por mi mente pasaba lo mismo en todas las películas: “Tal escena es mejor que ésta…. Hmm, en esta película hay una escena mejor que la que elegí…. No, ésta no es la mejor parte…” Así que, aprovechando que acabo de volver a ver “Intensa-Mente”, la cual es oficialmente mi nueva película favorita de Pixar (lo siento, Toy Story 3, pero aún sigues siendo un segundo lugar MUY fuerte), decidí re-hacer mi lista eligiendo nuevos momentos para cada película. De ahí la parte de REDUX del título, que significa “que se repite”, y eso es lo que estoy haciendo, repitiendo mi lista pues, para ser honestos, la primera vez que lo hice no me gustó mucho. Tengo que advertir de nuevo que esta lista contiene SPOILERS, así que lean bajo su propio riesgo. Empecemos:

“No podré navegar nunca más” – Toy Story
Durante la mayoría de la película, el nuevo juguete de Andy, Buzz Lightyear, cree que es un auténtico comandante espacial con la misión de detener al malvado Emperador Zurg, y a pesar de que Woody se lo recuerda una y mil veces, él sigue 100% convencido. Así que es devastadora la escena en la que finalmente logra Buzz ver un comercial en la tele que lo anuncia como el “nuevo juguete de moda”, con características especiales como su golpe de karate, su rayo láser y sus alas desplegables, pero con la advertencia de que es un juguete volador. Impactado, él trata de seguir con la idea de que es un héroe del espacio, así que se sube a un barandal, saca sus alas y salta por la ventana, tratando de volar… sólo para llegar a la triste conclusión de que no puede, estrellándose violentamente contra el piso. Podrá no parecer un gran momento, pero el hecho de que toda su vida ha tenido ese ideal de ser un cadete espacial, con una misión importante y sentir que toda la galaxia pende de un hilo y que sólo él puede salvarla, y que todo eso se venga abajo, te rompe el corazón en pedazos.

Grandes talentos – Bichos
Flik está en busca de bichos guerreros que ayuden a su colonia de hormigas a defenderse ante los temibles saltamontes comandados por Hopper. Así que, al entrar a un bar, el grupo de bichos de circo formado por Francis, Strudel, Ramín y demás se involucran en una discusión. Cuando todo se sale de control y parece que los 9 atolondrados bichos derrotaron a todos los matones ellos solos, Flik está feliz de haber encontrado a los bichos que tanto estaba buscando. Claro, ellos creen que es todo parte de un acto de circo…

“Cuando ella me amaba” – Toy Story 2
Este fue uno de los primeros momentos que hizo a muchas personas llorar. Al estar a punto de irse a Japón, Woody quiere desesperadamente regresar con Andy, pero al hacer esto, Jessie, la vaquerita, teme volver a ser encerrada en una caja. Al principio, todo parece ser un capricho, pero cuando Woody finalmente se sienta a hablar con ella, en una muy emotiva canción, Jessie explica que ella también tuvo una dueña llamada Emily, con la cual era inseparable. La llevaba a todos lados, jugaba todos los días con ella, eran las mejores amigas. Pero cuando Emily empezó a crecer, Jessie quedó olvidada, y cuando Emily la toma de nuevo, Jessie cree que iba a volver a jugar con ella… sólo para ser abandonada en una caja a mitad del camino. Sniff…

El último trozo – Monsters Inc.
Cuando Sulley y Mike logran finalmente regresar a Boo al mundo de humanos, ambos ya habían construido una muy bonita amistad con la pequeña niña. Tristemente, parecía que ninguno iba a poder volver a verla. Pero tiempo después de que la fábrica es re-abierta, Mike le tiene una pequeña sorpresa a Sulley. Lo lleva a un cuarto en donde le enseña la puerta de Boo que fue triturada por la Agencia de Detección de Niños, y que Mike pudo reconstruir. Al entrar por la puerta, las lágrimas llegan a tus ojos y el corazón se te encoge cuando ves la cara de Sulley al escuchar a Boo decir “Gatito” otra vez. Nada puede superar el amor que le tenía…

El ataque de la barracuda – Buscando a Nemo
Tal vez no sea el momento más alegra ni el más divertido de la película, pero es definitivamente el momento en el que te das cuenta que esta película no es como muchas otras. Marlín y Coral se acaban de mudar a la mejor anémona de todo el mar para ahí poder criar a sus 1,500 hijos. Todo parece felicidad, hasta que Coral se encuentra con una peligrosa barracuda. Ella, tratando de proteger a sus hijos, hace que la barracuda se arroje contra ellos. Marlín trata de derrotar a la barracuda, pero se desmaya en el proceso. Cuando despierta, se da cuenta que todos sus hijos (menos uno) y su esposa fueron devorados por el terrible pez. Así es, una de las mejores película infantiles de todos los tiempos empieza con la violenta (aunque no vista) muerte de una madre y sus hijos. Oof…

¡Corre! – Los Increíbles
Vayamos de una escena deprimente a una llena de optimismo. La familia Parr no es como todas las familias: todos los integrantes tienen poderes especiales. Bob, el padre, tiene súperfuerza; Helen, la mamá, tiene una elasticidad extraordinaria; Violeta, su hija, puede hacerse invisible y formar campos de fuerza; y Dash, su hijo, es súper veloz (aparentemente, Jack-Jack, el bebé, nació sin poderes…). Entonces cuando todos están atrapados en una isla repleta de gente que quiere hacerles daño, todos aprovechan sus poderes para poder vencerlos. En esta escena, Dash usa su velocidad para huir de los villanos, en una de los momentos más intensos y divertidos de cualquier película de Pixar. La música de Michael Giacchino la hace 10 veces mejor. Y esa risa de Dash cuando se da cuenta que puede correr en el agua.

La última carrera – Cars
El Rayo McQueen es un famoso y arrogante auto de carreras. Pero cuando la vida lo lleva a Radiador Springs, su modo de ser cambia al hacerse gran amigo de todos ahí, sobre todo de Mate y Sally. En ese mismo pueblo reside Hudson Hornet, un retirado auto de carreras al que el Ray admira mucho, pero por un fatal choque tuvo que retirarse de las carreras. En la última y tensa carrera, todos su amigos viajan con él para apoyarlo en los pits. Aparte de esa estupenda escena con Guido (“A los pits”), el momento a resaltar aquí es cuando el Rayo está a punto de ganar, pero el tramposos Chick Hicks hace que el Rey, un veterano auto de carreras, vuele por los aires y choque violentamente. El Rayo, sacrificando su trofeo, se detiene justo antes de la línea de meta, dejando que Chick se lleve la victoria, pero regresando a ayudar al Rey a terminar su última carrera.

La cena de Anton Ego – Ratatouille
Remy es una pequeña rata con el gran sueño de convertirse en uno de los mejores chefs de todo el mundo. Cuando llega al restaruante Gusteau’s en París, aprovecha esa oportunidad y su nueva amistad con un torpe lavaplatos llamado Linguini para hacerse camino en la ciudad de la comida más deliciosa. Pero ese camino se ve obstaculizado con la llegada del más severo crítico de comida, Anton Ego. Por él, Gusteau’s perdió 2 de las 5 estrellas que tenía, pero Remy no se detiene ante nada, y le sirve un platillo aparentemente muy simple: ratatouille. Cuando Ego da el primer bocado, su mirada queda perdida, y vemos un pequeño vistazo de su infancia, cuando su mamá cariñosamente le preparaba un plato de ratatouille. Ego queda encantado con la comida, y da una maravillosa reseña de la comida que probó: “… no cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado“.

Baile en las estrellas – WALL-E
WALL-E y EVA son dos tiernos robots que se embarcan en una aventura dentro de la gigantesca nave, el Axioma. EVA está molesta con WALL-E, pues siente que está interfiriendo con la misión que se le asignó, que es encontrar algún tipo de vida vegetal en el planeta Tierra. Pero ambos se dan cuenta que es Gopher, el pequeño ayudante de Auto, es el que tiene la planta, la cual trata de mandar lejos en una nave. WALL-E se mete en la nave y logra rescatar la planta. EVA, agradecida, lo abraza y ambos empiezan a viajar de la manera más dulce alrededor del Axioma.

Vida de casados – Up
Esta no es solamente la mejor escena de esta película. No es solamente la mejor escena de cualquier película de Pixar. Es, sin lugar a dudas, una de las mejores escenas de toda la historia. En tan sólo 10 minutos, Pete Docter y demás involucrados de esta película nos muestran de una manera extraordinaria el matrimonios de Carl y Ellie. Cómo planearon tener un bebé para que finalmente resultara que no podían tener hijos; cómo tenían que cancelar su viaje a las Cataratas del Paraíso por algunos imprevistos; cómo envejecieron juntos. Todo eso hasta el día en que Ellie muere y Carl queda sólo para siempre. Y no hay un sólo ojo sin lágrima en la audiencia. (Dato curioso: hasta hace poco me di cuenta que sólo escuchamos a Ellie hablar cuando es niña. Podrá parecer algo obvio, pero me sorprendió mucho).

La despedida de Andy – Toy Story 3
Sigamos llorando, ¿no? Todas las personas que vieron las primeras dos película de Toy Story eran ya mucho mayores cuando la tercera parte salió, entonces este momento iba a ser muy agridulce para todos ellos (incluyéndome). Muchas personas lloraron cuando todos los juguetes se toman la mano a punto de caer en el incinerador, y no los culpo, pero creo que por el hecho de que sabía que NO IBAN A QUEMAR A LOS MÁS QUERIDOS PERSONAJES DE UNA PELÍCULA PARA NIÑOS, esta es la escena en que yo me solté a chillar. Andy va a dejar todos sus juguetes con Bonnie, así que por última vez, se pone a jugar con ellos, poniéndole especial atención a Woody y a Buzz. Cuando él se sube a su camioneta y se va a la universidad, Woody se despide de él: “Adiós, vaquero”. ¡AQUÍ VIENEN LAS LÁGRIMAS DE NUEVO! Y más, sabiendo que se acerca una cuarta parte.

Mate es la bomba – Cars 2
¿Cómo llegamos de Toy Story 3 a esto…? Honestamente, esta película no tiene ningún momento tan emotivo como las anteriores que aquí mencioné, pero tiene bastantes escenas de acción que emocionan. Por ejemplo, esta. Cuando Mate descubre que él tiene la bomba que se activará en cuanto el Rayo McQueen se acerque a él, este escapa a toda velocidad, con el Rayo siguiéndolo por detrás. Y pues… eso es todo. Ah, y Mate descubre al verdadero villano y logra desactivar la bomba.

La transformación – Valiente
Esta película fue buena. No excelente, pero buena, y este fue el momento en donde la audiencia fue dividida a la mitad. A muchos les gustó la vuelta de tuerca, el hecho de que Elinor, la mamá de Mérida, fuera transformada en un enorme oso. Muchos otros pensaron que fue en donde la película empezó a irse para abajo. A mí en lo personal me gustó mucho la película (pero sigo insistiendo en que el Oscar que ganó a Mejor Película Animada se lo merecía “Ralph el Demoledor”). Y siendo honesto, el humor que causa la mamá de Mérida como una recientemente convertida en oso es bastante bueno.

El gran susto – Monsters University
Sulley y Mike no eran los mejores amigos en la universidad. Así que cuando ambos tienen que trabajar juntos para poder ganar un concurso, empiezan a ver las cualidades dentro de cada uno. Pero por cosas de la vida, ambos se ven atrapados en el mundo de los humanos sin manera de regresar. Así que los dos ingenian una manera de poder asustar a varios adultos para prender la puerta desde el otro lado y así poder regresar. ¡Y vaya que es un susto impresionante! Todos los cilindros de gritos explotan, la puerta se abre de un golpe y ambos son expulsados de la universidad. De todas maneras, la directora del lugar queda impresionada y les desea la mejor de la suerte en su futuro (y todos sabemos cómo acaba eso).

El sacrificio de Bing-Bong – Intensa-Mente
Y llegamos a la última película. Después de que Alegría y Tristeza se pierden en los enormes pasillos de la Memoria a Largo Plazo, encuentran a Bing-Bong, el viejo amigo imaginario de Riley. Él las ayuda a encontrar varios atajos y maneras rápidas de llegar a la Estación Central. Bing-Bong solía tener un carrito en el que planeaba ir a la Luna con Riley. Tal carrito funcionaba si cantabas una canción en especial, pero ahora que Riley está creciendo, ese carrito es arrojado al abismo donde todas las viejas memorias de Riley desaparecen para siempre. Por distintas razones, Alegría y Bing-Bong caen al abismo, y la única manera que hay para escapar de ahí es usando dicho carrito. A pesar de que ambos cantan con todas sus fuerzas, el carrito no llega suficientemente alto. Bing-Bong, dándose cuenta de que está desvaneciéndose rápidamente, canta otra vez con Alegría, para que en el último minuto salte fuera del carro, haciendo que Alegría logre salir del abismo. Alegría ve a Bing-Bong desaparecer, después de pedirle: “Lleva a Riley a la Luna por mí”. Y sí, las lágrimas salieron rápidamente de mis ojos.

Y eso fue todo. Prometo no hacer otra lista de los mejores momentos de Pixar. Simplemente sentía que no había elegido los momentos verdaderamente memorables de cada película, pero creo que ahora sí le atiné. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s