Review: Cara de Guerra

Este es mi rifle.

Cuenta la historia de varios jóvenes en entrenamiento para los Marines y que luego serán mandados a Vietnam. Uno de ellos es J.T. “Joker” Davis (Matthew Modine) quien, junto con los otros reclutas, constantemente tiene que lidiar con su estricto, demandante y vulgar instructor, el sargento Hartman (R. Lee Ermey). Un recluta en especial, Leonard “Gomer Pyle” Lawrence (Vincent D’Onofrio), se la pasa particularmente mal, especialmente después de que el sargento Hartman castiga al escuadrón completo cuando él arruina algo, lo cual pasa constantemente. Todo eso lleva a una tragedia muy grande. “Joker” logra pasar y pronto se encuentra en Vietnam trabajando como periodista de combate donde puede ver los horrores de la guerra de cerca durante la Ofensiva del Tet.

¿Recuerdan cómo el sargento Hartman se ganó el primer lugar en mi lista de “Top 10: Insultos en las películas”? Ahora después de ver la película, no queda duda alguna de que se lo merece con ganas. ¡Qué película tan buena! Stanley Kubrick, de nuevo, presenta una versión realista, visceral, cruda y satírica a lo que es la guerra de Vietnam, y cualquier guerra, para ser honestos. Llena de excelentes actuaciones, humor negro y excelente trabajo de cámara, “Cara de Guerra” es otra joya por parte de Kubrick. Esta película me tomó por sorpresa, pues yo pensaba que toda la historia involucraba a Pyle y al sargento Hartman, pero eso es en realidad sólo los primeros 40 minutos de la película. Todo el resto, es como si estuvieras viendo una película totalmente diferente. Pero hablemos de la primera parte… Últimamente he visto a Vincent D’Onofrio en muchas partes, especialmente en la serie “Daredevil” de Netflix, en donde da una asombrosa interpretación como Wilson Fisk. Aquí hace una actuación igual de asombrosa como Gomer Pyle, el obeso recluta que de inmediato queda en la mira del intimidante sargento Hartman (“Choke yourself!”). Al principio, su personaje es sumamente inocente y medio torpe, y por lo mismo es el que más sufre de los abusos del sargento. Pero al final de su historia, Pyle da una vuelta de 180° a su personalidad, hasta llegar a un punto en donde es casi irreconocible… parece más Fisk que Pyle. Ahora, R. Lee Ermey como Hartman… Kubrick, siendo el perfeccionista que es, quiso contratar a un sargento DE VERDAD para hacer este papel, y prácticamente le dijo que los insultara así como él insultaba de verdad a sus propios reclutas. Por lo mismo, la mayoría de sus líneas fueron 100% improvisadas en el momento, lo cual me parece completamente GENIAL. Lo mejor de todo es que después R. Lee Ermey hizo la voz del Sargento en “Toy Story”. ¿Se imaginan a la pequeña figurita verde gritarle a Hamm cosas como: “You ass looks like 100 pounds of chewed bubblegum!”? Sería genial, pero hubiera destruido miles de infancias… Ahora, la segunda parte de la película es más realista, pero al mismo tiempo más satírica. Sí, se muestran los horrores de la guerra, y cómo se sufría en ese lugar en esa época. Pero por lo mismo de que Joker va como periodista, empieza una combinación de entrevistas, más personajes y más escenas tipo “The Office”. Para resumir, esta película es sólo otra joya en la excelentísima filmografía de Kubrick, y es toda una MARAVILLOSIDAD. Gracias y ¡20 LAGARTIJAS, SEÑORITAS!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s