Review: Daredevil – Temporada 1

El Hombre Sin Miedo llegó, y ya no es Ben Affleck.

Cuando era niño, Matt Murdock (Charlie Cox) sufrió un accidente el cual lo dejó ciego. En lugar de limitarlo, ese accidente hizo que sus otros sentidos aumentaran de manera exponencial y por lo mismo desarrolló habilidades especiales que le permiten “ver” al mundo de una manera poderosa y especial. Ahora, como adulto, es un abogado que junto a su amigo Foggy Nelson (Elden Henson) y una nueva compañera, Karen Page (Deborah Ann Woll), pone su modesta firma en la mitad de su ciudad, Hell’s Kitchen, la cual está completamente llena de crimen, corrupción y asesinatos, sobre todo con la llegada de un malvado jefe de la mafia multimillonario, Wilson Fisk (Vincent D’Onofrio). Este tipo de crímenes deberán ser evitados por Matt, quien, cuando cae la noche, se coloca un disfraz y sale a las calles como el vigilante nocturno llamado Daredevil.

Este es un nuevo tipo de reseña para mí. Ya antes había hecho reseñas de series de televisión, pero lo hacía capítulo por capítulo. A decir verdad, ese tipo de reseñas sólo funcionan al hacerlas en video, así que dejé de hacerlo hace tiempo. Pero cuando se trata de toda una temporada, siento que será más fácil de hacerlo, así que veamos qué tal me va. “Daredevil” no tenía una muy buena imagen luego de que la película con Ben Affleck, Jennifer Garner, Colin Farrell y Michael Clarke Duncan (ese cast se vería bien en estas épocas, pero en ese entonces…). Cuando se supo que una nueva serie se iba a basar en el mismo personaje, la gente se quejó, pensando que la historia se iba a repetir. Cuando la primera imagen de Charlie Cox como Daredevil salió, la gente se quejó TODAVÍA MÁS. Y es que no se veía como el Daredevil que todos conocían:
La gente estaba acostumbrada al traje rojo con cuernitos (a pesar de que éste es el traje que se usa en la novela gráfica de Frank Miller). Pero finalmente, la serie fue estrenada en Netflix el 10 de abril… y todas esas quejas desaparecieron por completo. Esta serie es, sin duda alguna, de lo mejor que Marvel ha sacado. Esta serie no es una serie de superhéroes, a pesar de que se desarrolla en ese universo (y que, ultimadamente, hay rumores de que esta versión de Daredevil va a salir en “Captain America: Civil War”), es más una serie de crimen. Charlie Cox es fantástico como Matt Murdock/Daredevil (aunque en verdad nunca le dicen Daredevil). Su personaje, el de Foggy y el de Karen son perfectos, pues demuestran como gente común y corriente reaccionaría al estar envuelta en eventos como los que ellos tienen que pasar. El desarrollo de personaje es estupendo, sobre todo en lo que es fácilmente la mejor parte de la serie: Vincent D’Onofrio como el malvado Wilson Fisk. Él es, sin lugar a dudas, el mejor villano dentro del Universo Cinematográfico Marvel, pues su caracterización es muy humana. Me recordó a todos los villanos que estuvieron dentro de “Breaking Bad”, que a pesar de ser sanguinarios, despiadados y completamente malvados, los hacían de manera que te podías relacionar con ellos, o por lo menos entender el “por qué” de su villanía. En la serie, hay todo un capítulo dedicado a Fisk, en donde vemos su niñez y la razón de por qué está medio dañado de la cabeza. Por lo que conocíamos a “Kingpin”, era este tipo sumamente calmado, calculador y frío, casi inalcanzable y que nada lo podía afectar. Pero la manera en que es interpretado aquí es muy interesante, pues sí es calmado y calculador, pero cuando trata de relacionarse “sentimentalmente” con alguien, como Wesley (Toby Leonard Moore), su lacayo/mejor amigo, o Vanessa (Ayelet Zurer), la mujer de la que se enamora, es algo torpe socialmente. En un mundo en el que todos los villanos de las películas de cómics son “malvados que quieren dominar al mundo PORQUE SÍ”, esta versión de Wilson Fisk es sin lugar a dudas la mejor de todas. La acción también es espectacular, las escenas de peleas son maravillosas, sobre todo en el capítulo 2: “Cut Man”. Esa última escena en el pasillo, cuando Murdock tiene que ir a salvar a un pequeño niño… por Dios. Sólo diré que para un fanático de las tomas largas esa escena fue la mejor que he visto en varios años. Algo más que hizo que esta versión de Daredevil fuera excepcional fue que, a pesar de ser básicamente un “superhéroe”, Matt Murdock recibía palizas casi mortales. No era el típico superhéroe que al primer intento podía acabar con un cuarto lleno de malvados. La mayoría de las veces perdía, la mayoría de las veces terminaba sangrando en el piso o en un bote de basura, la mayoría de las veces la gente creía que él era el villano… Para acabar, esta serie es de las mejores que ha salido en la última década, con excelentes actuaciones por parte de Charlie Cox y Vincent D’Onofrio, maravillosas secuencias de acción, estupendo trabajo de cámara y una historia que se movía fluida y perfectamente. No puedo esperar a ver una segunda temporada, no puedo esperar a ver a Charlie Cox junto con otros héroes como Capitán América o Iron Man (por cierto, si en verdad sale en “Civil War”, ¿de qué lado va a estar?), y esta serie es una MARAVILLOSIDAD. En serio, “genial” se queda corto para describir esta serie. Véanla, ámenla y véanla de nuevo. Gracias y nos leemos pronto.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s