Review: Chef a Domicilio

No sé qué me atraía más en esta película: la comida, Scarlett Johansson o Sofía Vergara.

Carl Casper (Jon Favreau) es un aclamado chef con una vida familiar en decadencia, así como su libertad artística. Esas frustraciones aumentan cuando un video viral de él mismo explotando ante un crítico culinario (Oliver Platt) que destrozó la comida que su jefe (Dustin Hoffman) lo hizo cocinar en contra de sus instintos. Con su carrera arruinada, la ex-esposa de Carl, Inez (Sofía Vergara), le ofrece una solución poco ortodoxa en Miami: arreglar un antiguo camión de comida para ofrecer cocina de calidad con sus propios términos. Con su hijo, Percy (Emjay Anthony), y un viejo colega, Martin (John Leguizamo), Carl emprenderá un viaje a través del país con el camión para volver a descubrir su pasión culinaria. Con la sabiduría tecnológica de Percy y el entusiasmo de Martin, Carl se da cuenta que se ha convertido en toda una sensación, y tal vez hasta descubrirá que, aparte de tener una conexión profunda con la comida, también lo tendrá con su propia vida y su familia.

Soy una persona delgada. Algunos dirán que hasta soy “flaco”. Pero no por eso no puedo reconocer la buena comida cuando veo que la preparan. Mi mamá hasta se burló de mí cuando le dije que quería ser crítico de comida en el programa de “Iron Chef”. Me decía: “Te vas a llenar en el segundo platillo, y son 8”. Pero aún así me quedaba con las ganas de probar todo lo que ahí preparaban. Entonces sí, de hecho quedé sumamente encantado con todo lo que se preparaba en esta película. De verdad, no es recomendable ver esta película con el estómago vacío. De plano le tuve que poner pausa y prepararme lo que se que hubiera en mi casa en ese momento, que en esta ocasión fueron simplemente huevos revueltos, pero con eso estuve satisfecho. Cambiando un poco de tema, esta película fue una elección extraña por parte de Jon Favreau. Después de haber dirigido las primeras 2 partes de “Iron Man”, y salir en la trilogía completa (y antes de eso, en “Daredevil”, ¿pero quién se acuerda de esa atrocidad?), quiso ir a un lado más “independiente” y hacer una película con muchísimo menos presupuesto y con más pasión que las del Hombre de Hierro. Al parecer, este proyecto fue algo que él quiso hacer desde hace tiempo, y valió la pena la espera. Esta película estuvo sorprendentemente buena. La dirección por parte de Favreau fue buena, pues toca la temática de la familia de una manera sentimental sin llegar al borde de la cursilería, combinándolo con la esencia de la cocina de forma magistral. Todas las actuaciones fueron excelentes, ya sea él, o Emjay Anthony como su hijo; existe la regla de que siempre que hay un niño en una película, usualmente será odioso (te estoy viendo a ti, Dakota Fanning en “La Guerra de los Mundos”), pero siempre existirán sus excepciones (te estoy viendo a ti, Haley Joel Osment en “El Sexto Sentido”), y el niño que hace del hijo de Favreau es estupendo y nada odioso. Scarlett Johansson y Sofía Vergara (ambas Sras. de Ordorica), a pesar de no salir mucho, brillan en cada escena en la que salen. Dustin Hoffman, Oliver Platt, e incluso John Leguizamo (¿¡QUÉ?!) también actuán muy, muy bien. Para resumir, la película es simple, pero sorpresivamente llena de energía, humor, carisma, sentimentalismo y buenas actuaciones, en donde la deliciosa comida tiene el papel de un personaje más. La película NO GANA PREMIOS, PERO ESTÁ MUY ENTRETENIDA. Gracias y bon appetit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s