Review: Boyhood

Pensé que habría más…

Filmada en el transcurso de 12 años, la película sigue la vida de un niño llamado Mason (Ellar Coltrane), quien literalmente crece frente a nosotros. Durante ese tiempo, vemos como Mason pasa por muchas cosas que nosotros como gente normal también hemos pasado: la niñez, divorcios, peleas, cambios de casa y de escuela, bodas, adolescencia, decepciones, viajes, felicidad, tristeza, frustraciones, la universidad. Todo esto, mientras vemos sus distintas relaciones con su hermana Samantha (Lorelei Linklater), su mamá (Patricia Arquette) y su papá (Ethan Hawke). Una trayectoria de vida que seguro tocará a muchos en lo más profundo de su ser.

No me gusta ser ese tipo. Nunca lo he sido, pero hoy sí lo seré. De hecho, muchas veces he estado del otro lado del espectro: en donde me encuentro con alguien al que no le gusta una película que yo adoro, y me siento frustrado porque no la ven desde mi punto de vista. Desde personas comunes y corrientes (como un amigo mío, que siente que el Guasón de Heath Ledger no es bueno porque no está representado al 100% como en los cómics, o que no le gustó “Guardianes de la Galaxia”) hasta críticos de películas por YouTube (como Josh Lewis, que siente que no le gustó “Birdman” en lo absoluto). Yo creo que ya saben para dónde va esto: “Boyhood” no se me hizo la “obra maestra” de la que todos están hablando y que todos admiran. A decir verdad, se me hizo una película bastante blanda. No crean, admiro y reconozco mucho la paciencia y el trabajo que le debió haber tomado a Richard Linklater hacer una película por TANTO tiempo, y no me sorprendería ni me molestaría si él termina llevándose el Oscar a Mejor Director. Ethan Hawke y Patricia Arquette dan interpretaciones bastante buenas y emotivas. Pero hasta ahí llega mi gusto por la película, porque en mi opinión, no tiene una historia MUY original. El personaje principal no se me hizo entrañable, los diálogos a veces eran medio cursis o aburridos. Ya sé que ese era el chiste de la película, hacernos ver una película que trate de la vida de un muchacho que pasa por distintas etapas en la vida, y teniendo eso como la historia principal, no da lugar a muchos elementos más surrealistas, ni espectaculares. Pero debo regresar al hecho de que Mason, el niño al que vemos convertirse en un adulto en el transcurso de casi 3 horas, se me hizo un personaje bastante “meh”. Voy a dejar escapar un pequeño SPOILER por acá, pero siendo una película tan apegada a la realidad y con este tema, no importa mucho si cuento el final, pero de todos modos están advertidos: al final de la película, Mason se va a la universidad, y hay una escena en la que está empacando algunas cajas con su mamá, y ella empieza a llorar, diciendo que han pasado muchas cosas que pasaron muy rápido, como casarse, tener hijos, divorciarse 2 veces, enseñarle a andar en bicicleta, conseguir ese trabajo que tanto quería, mandar a su hija a la universidad y ahora mandarlo a él, y teme que lo siguiente va a ser su funeral. ¿Qué es lo que yo hubiera hecho si veo que mi mamá está llorando, y diciendo que lo siguiente que va a pasar después de que yo me mude va a ser que ella se muera? No sé ustedes, pero yo la hubiera abrazado, le hubiera dicho que no se preocupara, que iba a tratar de visitarla lo más seguido posible, que no me iba a olvidar de ella… Pero Mason lo único que le dice es “¿No crees que te estás adelantando unos 40 años?”. ¡¿Qué?! No sé, se me hizo que Mason era muy “vale-madre” (perdonen el lenguaje). Como que todo se lo tomaba muy a la ligera. Nunca se me hizo que demostrara muchos sentimientos, y no me vengan con “Bueno, así son la mayoría de los adolescentes a esa edad”, porque no es cierto. A nadie le gusta ver a su mamá llorando. No quiero que parezca que odio la película, porque ese no es el caso. Sí me gustaron algunas partes, como toda la sección en donde su mamá está casada con el maestro que es abusivo, golpeador y grosero con sus hijos, toda esa parte fue bastante intensa y muy interesante. Pero, para resumir, en mi opinión, no es la mejor película del año, y mucho menos, de la década. Admiro el trabajo de Linklater, por su dedicación y el riesgo que tomó al querer hacer este tipo de película por tanto tiempo. Si por mí fuera, NO GANA PREMIOS (lo cual sabemos que sí hará), PERO ESTÁ MUY ENTRETENIDA. Ahora, sí a muchos de ustedes les gustó, no estoy diciendo que estén equivocados, o que no les debería de gustar. De verdad, si la consideran la mejor película de toda la historia, lo entiendo y lo respeto. A mí, simplemente, no me gustó tanto. Ahora sí que como diría Patricia Arquette: “I just thought there would be more”. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s