Review: Birdman

¿Qué hicieron contigo para que quisieras ser un crítico?

Riggan Thomas (Michael Keaton) es un actor que solía hacer el papel de un icónico superhéroe llamado “Birdman” en una trilogía de películas, hasta que finalmente rechazó la cuarta parte. Ahora es un actor estancado que trata de renovarse a si mismo, haciendo una puesta en escena de una obra de teatro en Broadway, en la que funge como escritor, productor y actor principal. A él se le dificulta equilibrar su obra, mientras lidia con su hija Sam (Emma Stone) que acaba de salir de rehabilitación, y con el actor Mike Shiner (Edward Norton) que al principio parecía la elección ideal para remplazar a un actor que se lastimó, pero que luego Riggan se da cuenta que se toma su trabajo demasiado en serio y que incluso quiere apoderarse de la obra; al mismo tiempo de que tiene que aguantar la voz de su propio subconsciente, que es el mismo Birdman, pidiéndole que regresen a lo que los hizo famosos.

¿Oyen eso? Es un coro de ángeles celestiales que baja del firmamento entonando bellas canciones. ¿Por qué hacen eso? ¡Porque he querido ver ésta película por meses y por fin tuve la oportunidad! No saben cuánto sufro cuando una película que he estado esperando por mucho tiempo sale por fin en el cine, y por una cosa u otra no se me da la oportunidad para ir a verla. Es terrible. Pero, ¡aleluya!, llegó la hora de hablar de una de mis películas más esperadas del año pasado, y de las películas que más tienen posibilidades de arrasar con todos los premios de este año. Michael Keaton da una interpretación extraordinaria como Riggan por una simple razón: está haciendo el papel de él mismo. Hace años, Keaton hizo de Batman en las películas de Tim Burton, y en esas épocas tenía toda la fama del mundo. Ahora, digo, no está estancado como su personaje, pero perdió la fama que tenía en ese entonces. Todos hacen un trabajo espectacular: Edward Norton básicamente hace una versión exagerada de él mismo, pues hay rumores que indican que él es un actor con el cual es difícil trabajar, y le sale de maravilla; Emma Stone hace lo que en mi opinión es su mejor actuación de todas, como la hija alcohólica y drogadicta en recuperación de Riggan; Naomi Watts siempre ha sido buena actriz, y aquí no es la excepción, como otra actriz de la obra, y amante de Mike; incluso Zack Galifianakis actúa extremadamente bien, todo rastro de su personaje de “¿Qué Pasó Ayer?” desaparece en esta película. Hay varios temas que esta película logra tocar: el existencialismo, nuestro lugar en la vida, las películas de acción, los críticos, la familia, la amistad, los actores, y por lo mismo, es una película que me tocó en lo más profundo de mi alma, especialmente la parte que hace referencia a los críticos de películas, series de televisión y/o obras de teatro. Hay una escena en específico en donde el personaje de Michael Keaton se encuentra con una estricta crítica de teatro que le dice que va a destruir su obra en su siguiente reseña sin haberla visto, simplemente porque así lo siente, y Keaton empieza un excelente monólogo (que en realidad es más bien como “empieza a despotricar”) acerca de cómo los críticos se volvieron críticos porque no pudieron realizar sus sueños de ser los actores en escena. Fue fantástico, y sentí como esa despotricada me llegó. Otra cosa de la que tengo que hablar es de el excelente trabajo de cámara: toda la película pareciera como si estuviera hecha con una sola toma. Yo soy fan de esas tomas desde que vi “Niños del Hombre”, “Gravedad” y el episodio 6 de “True Detective”, y casualmente, la mayoría de esas tomas están hechas por Emmanuel Lubezki. Y aquí no es la excepción, y déjenme decirles… Lubezki es un Dios detrás de las cámaras, porque el estilo que utilizó para las limitadas tomas que tiene el filme es extraordinario, y no me sorprendería que volviera a ganar el Oscar este año a “Mejor Cinematografía”. Para resumir, “Birdman” es una película que toca distintos temas de una manera que cualquier persona se puede relacionar con ella, con actuaciones espectaculares de Keaton, Norton, Stone, Watts y Galifianakis, con un manejo de fotografía maravilloso, y una dirección extraordinaria por parte de Alejandro González Iñárritu, y es definitivamente una MARAVILLOSIDAD. ¿Creen que este año pueda volver a ganar un director mexicano el Oscar? Crucemos nuestros dedos. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s