Review: Noé

¿É o no é…? Ok, eso fue como lo más bajo en cuestión de comedia.

“En el principio, no había nada…” Así empieza la historia de cómo Noé (Russell Crowe), un simple padre de familia, se le hes encomendado por Dios la tarea de construir un enorme arca en el cual deberá meter 2 animales de cada especia: macho y hembra. Pero su fe en Dios se pondrá a prueba cuando empieza a creer la maldad está dentro de todos. Así, tendrá que elegir entre el amor a su esposa, Naameh (Jennifer Connelly), sus hijos, Ham (Logan Lerman), Shem (Douglas Booth), Japheth (Leo McHugh Carroll), y su hijastra Ila (Emma Watson), o sus creencias.

Regla de cajón: si eres un director de cine y planeas hacer una película sobre cualquier aspecto religioso, vas a causar controversia. No importa si eres Mel Gibson, Ridley Scott o Darren Aronofsky, de alguna manera u otra vas a ofender a cierto sector del público. Y más aún si en tu película hay gigantes de piedra ayudando a Noé a construir el arca y a combatir contra aquellos hombres que quieran adueñarse de la misma. En mi opinión, todo director puede tomar decisiones creativas al adaptar cualquier historia, y toda ofensa que alguien pudiera llegar a tener son injustificadas. Yo nunca he sido nadie para decirle a la gente que creer o que no creer, pero cuando le gente se ofende por este tipo de películas, simplemente se me hace un poco ridículo. Pero bueno, dejémonos de creencias religiosas (ese terreno siempre es peligroso), para enfocarnos más en la película. Darren Aronofsky ha hecho excelentes películas en el pasado, como “El Luchador” o “El Cisne Negro”, ambas con un trasfondo bastante retorcido, y con temáticas muy parecidas. Él estuvo atado por mucho tiempo a la última película de Wolverine, pero finalmente dejó ese proyecto para enfocarse más en esta película. ¿Pudo sostenerse ésta película en comparación de sus trabajos anteriores? Desafortunadamente, no se acercó ni tantito. Siendo ya un director de bastante renombre, ésta temática en sus manos pudo haber sido casi casi la nueva “Los Diez Mandamientos” o “Ben-Hur”. Desafortunadamente, se fue más por el lado “blockbusteriano”, y prefirió sostenerse del uso un poco excesivo del CGI. Como había dicho antes, hay gigantes de piedra ayudándolo a construir el arca. Sí, en el filme se explica que dichos gigantes son en realidad ángeles, pero eso no quita el hecho de que son GIGANTES HECHOS DE PIEDRA. Así como el de “La Historia sin Fin”, pero con mejores efectos especiales. Las actuaciones son buenas a secas, Russell Crowe hace buen trabajo como Noé, al igual que Jennifer Connelly como su esposa, y nunca será mal visto que Emma Watson salga de LO QUE SEA en CUALQUIER PELÍCULA. En serio, si Emma Watson saliera en todas las películas de la historia, no me molestaría en lo absouto. Para terminar, ésta película tenía mucho potencial en convertirse en la siguiente película épica ganadora de miles de Oscares (o los que pueda ganar), pero cayó más dentro del aspecto palomero que lo que realmente pudo haber sido. La película está NI MUY BIEN, NI MUY MAL. Tengo que reconocer la valentía de haber hecho a Noé como un hombre que no estaba seguro de su fe ante Dios, con dudas y remordimientos, incluso queriendo matar a su propia familia, pensando que eso era lo que quería Dios. Todas las otras representaciones lo hacían ver 100% inocente, así que un cambio fresco es siempre bueno. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s