Review: Maléfica

Sentí que desde que salió la primera imagen de Angelina Jolie como Maléfica hasta que salió la película fue mucho tiempo, ¿ustedes no?

Todos conocemos la historia de la Bella Durmiente, y la malvada Maléfica, ¿cierto? Pues tal vez la historia que tanto hemo oído no es como pasó en realidad. Hace mucho tiempo, Maléfica (Angelina Jolie) era pura de corazón, que vivía una idílica vida en el bosque, cuidando a las criaturas que ahí vivían. Hasta que un día un ejército invasor amenazó la paz de ese lugar, y al final, Maléfica sufre una horrible traición por parte de alguien que creía la quería mucho… un acto que hace que su corazón se volviera tan frío como el hielo. Cegada por la furia, ella conjura una maldición en contra de la hija de aquella persona que lo traicionó, Aurora (Elle Fanning). Cuando esta crece, Maléfica se da cuenta que tal vez Aurora sea la llave para regresar la paz a su hogar, y a su propio corazón.

Cuando hacen una historia de un villano conocido en el que muestran que no es tan malo como tú creías, puede llegar a ser un arma de dos filos. Puede ser muy buena, enseñándote un lado desconocido de aquellas personas; o, también, puede hacerte verlos como gente débil. Esta película cae justo en medio de esos dos conceptos, pues la gente que creció viendo “La Bella Durmiente” recuerdan a una villana despiadada que simplemente quería hacerle daño a la niña, pero al mismo tiempo ves el lado más sensible de ella, al llegar a un punto en que se empieza a encariñar mucho con la niña. Y sí, por supuesto, hay MUCHAS referencias a la versión original, como la escena en que Maléfica llega al nacimiento de la bebé Aurora. Casi todo el diálogo es idéntico a la versión animada de 1959. Y, honestamente… yo creo que el 100% de la población mundial (incluso los que no les gustó la película) están de acuerdo en que Angelina Jolie es la actriz perfecta para hacer de Maléfica. Nadie más hubiera podido capturar esa escencia que hacia a la villana original tan temible. Otra cosa de la que tengo que hablar es de una pequeña cosa que se siente medio forzada, y eso es el príncipe. Todos saben que una de las escenas más épicas de la primera versión es cuando el príncipe Felipe pelea contra Maléfica convertida en dragón, entonces yo creo que la exclusión de este personaje hubiera sido casi un sacrilegio para los fans más ávidos de la película, pero si quería que sintiéramos ese sentimiento de “Aww, ojalá sí se queden juntos”, lo hubieran agregado más de 10 minutitos. Ahora, habiendo dicho eso, la famosa escena del “beso del verdadero amor” entre él y Aurora tiene un giro bastante interesante, que no spoilearé aquí, pero esto siendo Disney, fue bueno que hayan afrontado ese tema de esa manera. Y bueno, para acabar, diré que esta película está NI MUY BIEN, NI MUY MAL. Está como para verse una vez acostado en tu camita, mientras estás súper enfermo (experiencia personal). Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s