Review: El Padrino

Esta película no tiene ninguna línea famosa que pueda usar como entrada… ¿verdad?

Vito Corleone (Marlon Brando) es el viejo Don de la familia mafiosa de los Corleone. Su hijo más joven, Michael (Al Pacino) regresa de la guerra justo a tiempo para la boda de su hermana Connie (Talia Shire) con Carlo Rizzi (Gianni Russo). Toda la familia está involucrada en la mafia, a excepción de MIchael, que sólo quiere vivir una vida tranquila. El vendedor de drogas Virgil Sollozzo (Al Lettieri) necesita de la ayuda del Don para aumentar la venta de drogas. A pesar de que su abogado Tom Hagen (Robert Duvall) se lo recomienda, Michael rechaza su oferta (hmmm…) al estar en contra del uso de drogas de cualquier tipo. Furioso, Sollozzo manda a matar a Vito, y este queda muy malherido. Ahora, su hijo MIchael será el que tendrá que encargarse de todo, iniciando una violenta guerra en contra de Sollozzo y destruyendo a su familia al mismo tiempo.

Uff, eso es lo único bueno que le puedo ver al hecho de no haber visto esta película nunca: tengo la oportunidad de vivir la experiencia de verla por primera vez, y asombrarme con el espectacular talento de todos los involucrados en ella. Marlon Brando, ÚNICO en su papel del Don; Al Pacino, EXCELENTE en su interpretación de Michael; Francis Ford Coppola, MARAVILLOSO en el papel de director. Todo me encantó, y eso fue gracias a que vi la película por primera vez en mi vida. Todas las escenas de las que había oído hablar (“I’m gonna make him an offer he can’t refuse”; la escena del caballo; la golpiza que le da Sonny a Carlo en la calle; “Luca Brasi is sleeping with the fishes”), por fin pude ver el contexto en el cual se desarrollan. La cinematografía también maravillosa, el uso de locaciones… Confesaré que me gustó tanto porque mi tío me regaló en Navidad un libro con TODA la información del detrás de cámaras de esta película, incluso con memorabilia única, como páginas del guión original, pedidos especiales de props, la carta que mandó la MPAA justificando la clasificación R para la película, incluso la descripción del dentista que hizo la característica dentadura que usó Marlo Brando para agregar esa característica quijada del Don. Entonces haber visto todo eso sin tener nada de referencia, y DESPUÉS ver la película fue una experiencia única. Definitivamente este clásico merece ser una MARAVILLOSIDAD en toda la extensión de la palabra. Ya mi estatus de “cinéfilo” está más alto, porque la verdad sí me avergonzaba cada que me decían “¿No has visto El Padrino? ¿Y así te haces llamar “cinéfilo”?” Ahora puedo presumir “¡SÍ, YA VÍ EL PADRINO! ¡EN TU CARA!” Aunque no sé si se pueda presumir de haber visto una película mucho tiempo después que el 90% de la población mundial. Pero SÍ, YA LA VÍ. EN SU CARA. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s