Review: 12 Años Esclavo

Uff… eso fue… aterrador…

En Estados Unidos antes de la Guerra Civil, Solomon Northup (Chiwetel Ejiofor) era un hombre libre, hasta que un día fue secuestrado y vendido como esclavo. Durante 12 largos años, trata de explicar su situación, y mientras esto pasa, él pasa por distintas manos de diferentes esclavistas, como el amable Ford (Benedicti Cumberbatch), el deseperante Tibeats (Paul Dano) para finalmente llegar con el cruel y simplemente malvado Edwin Epps (Michael Fassbender). De alguna manera o de otra, él intentará hasta lo imposible para demostrar que fue un hombre libre engañado.

Wow. ¿No les ha pasado que hay una película que es muy difícil de ver por las escenas tan incómodas, tan horribles, pero que aún así no puedes dejar de ver por la maestría con la que está hecha? Así es esta película. Es una experiencia fantástica, que a la vez te hace sentir como el ser más despreciable en la faz de la Tierra. Empezemos por las actuaciones. Chiwetel Ejiofor, que recordarán por su papel en “2012” hace un papel que hace que te olvides que salió en “2012”. Su trabajo como Solomon Northup es fenomenal, muy, muy digno de ser reconocido en las ceremonias y premios. De verdad ves en su rostro a un nombre que fue vendido a la esclavitud, y que llega un momento en la película en la que se da cuenta que tal vez esa vida tan terrible sea la vida que le tocó vivir, o sea, se resigna a ser un esclavo. Todos los que hacen papel de esclavista son geniales: Paul Dano, Paul Giamatti, Benedict Cumberbatch… pero el que se lleva la película como uno de los hombres más nefastos, más malvados, y simplemente despreciables de toda la historia es Michael Fassbender. Por Dios, que maravillosa actuación. ¿Recuerdan a Leonardo DiCaprio en “Django Sin Cadenas”? Bueno, pues el personaje de Fassbender es como Calvin Candie, pero el triple de cruel y despiadado. La otra actriz que hace una estupenda actuación es Lupita Nyong’o como una esclava en la plantación de Edwin Epps, que sufre de los mayores maltratos de todos. Toda la película es maravillosa, pero hay dos escenas en específico que están hechas con tanta majestuosidad, que te empiezas a sentir incómodo. Sin soltar spoilers, una de ellas es una toma fija. Como por casi 5 minutos, una toma fija de alguien al que le está pasando algo, y sólo quedas estupefacto por el hecho de que la escena sea tan larga, y nadie haga nada para ayudar al personaje que está sufriendo en escena. Y la otra, es una toma “a-la-Lubezki/Cuarón”, una toma larga, larga que va rodeando a varios personajes y varias situaciones, que simplemente sientes que tienes que dejar de ver a la pantalla por todos los hechos espantosos que está ocurriendo, pero repito, están tan bien hechos, que sigues viendo. En resúmen, esta es una mirada muy cruda y visceral al mundo del esclavismo a través de los ojos de un hombre que era libre, pero que fue engañado y vendido como esclavo. Definitivamente es una de las más fuertes contendientes en la época de los premios, y definitivamente es una MARAVILLOSIDAD. No se quejen, simplemente las primeras películas que he visto en el año son extremadamente buenas. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s