Review: Mátalos Suavemente

Todo es cuestión de negocios.

Dos ladrones de poca monta, Russell (Ben Mendelsohn) y Frankie (Scoot McNairy) roban el juego de cartas de Markie Trattman (Ray Liotta), y por eventos pasados, los mafiosos que estaban involucrados en el juego creen que fue el mismo Markie el que les robó. Ahora, Jackie Cogan (Brad Pitt), un asesino a sueldo, tendrá que atar algunos cabos sueltos, como el que organizó el robo, los dos ladrones y Markie. Pero no podrá hacerlo sólo, así que necesitará la “ayuda” de otro matón como él, Mickey (James Gandolfini), pero cuando él no ponga de su parte, Jackie tendrá que tomar el (violento) asunto con sus propias manos.

Para ser honesto, esta película siempre se me antojó pero por alguna u otra razón, nunca la pude ver. Cuando Guillermo del Toro estaba promocionando “Titanes del Pacífico” en distintos programas de televisión, le preguntaron que cuál había sido la mejor película que había visto en los últimos años, y sorpresivamente dijo que esta. Así que mis ganas de verla aumentaron considerablemente. Digo, si ÉL creyó que era una buena película, tenía que serlo. Y la verdad, es buena película, pero no TAN buena como creí. Primero, lo bueno de la película. Las actuaciones son fenomenales. Brad Pitt se la vuela con este papel, que es bastante parecido a lo que hace en “El Abogado del Crimen”, sólo que aquí sí hace… algo además de hablar. El papel más extraño entre todos es el de James Gandolfini, que aunque sea un maestro en la actuación, su personaje no sirve de absolutamente nada. De verdad, NADA. Está ahí, contando la historia de cómo casi lo arrestan por tener una escopeta para cazar patos, cuenta cómo su esposa ya está cansada de que lo metan a la cárcel, se pelea con una prostituta… ¿y luego qué? De verdad, esto no es spoiler, literalmente no hace NADA importante durante la película. Pero bueno. Otra cosa que me encantó fue la cinematografía. Hay muchas escenas excelentemente bien hechas, el trabajo de cámara es fenomenal pero lo que más me gustó fueron las escenas en cámara lenta. Ver una pistola ser disparada en cámara lenta siempre será genial, sobre todo si la bala atraviesa un cráneo y la sangre TAMBIÉN sale disparada en cámara lenta (no soy un sádico, no se preocupen). Ahora, lo malo. El problema que tuve con esta película es que los eventos toman lugar de una manera muy… no quiero decir desordenada, porque todo es bastante entendible. Pero de una manera extraña. Sé que la película al final tiene una mensaje, pues no es casualidad que TODOS los personajes en algún momento de la película estén escuchando discursos de política, de economía, durante toda la película. Pero la manera en como fue manejada, por lo menos yo, al final no le entendí. Otra cosa, aunque la película sea corta (dura hora y media), por lo mismo de que hay papeles como el de Gandolfini que no vienen al caso, o varias escenas medio “tarantinescas” (en las que hay conversaciones que no aportan nada a la historia principal), se siente larga. No me malinterpreten, hay más cosas buenas que malas en la películas, pero a veces las malas se sienten más evidentes. Está NI MUY BIEN NI MUY MAL. Como está corta, pues sí la podría recomendar. Sí es aguantable. Gracias y nos leemos pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s