Review: ¿Qué Pasó Ayer? Parte III

Alguien debe quemar este lugar hasta las cenizas, digo yo.

Ahora no hay borrachera ni cruda. Phil (Bradley Cooper), Stu (Ed Helms) y Doug (Justin Bartha) se comprometen a llevar a Alan (Zach Galifianakis) a un centro de rehabilitación después de que el padre de este muriera. Pero en el camino, son interceptados por Marshall (John Goodman), el cual les dice que tienen que buscar a Leslie Chow (Ken Jeong), ya que este le robó la mitad de sus lingotes de oro. Marshall secuestra a Doug, y les dice que si no encuentran a Chow, Doug muere. Así, el “Wolf Pack” tendrá que emprendar una última aventura llena de líos y peligros, que los llevará desde Tijuana hasta Las Vegas.

¿Cómo sabes cuando una franquicia está lista para acabar? La primera película de esta trilogía (hasta siento extraño llamarla “trilogía”) fue un rotundo éxito. Fue una historia fresca, original, y muy graciosa. Después salió la segunda, y con el éxito que tuvo la primera, la segunda iba a poder mejorar en calidad, ¿cierto? Pues la verdad, no. La segunda parte fue como una copia barata de la primera. Fue como si alguien hubiera querido hacer algo “parecido” a la primera película y sólo cambió la localidad, algunos pequeños elementos y listo. Simplemente no fue NADA comparado a la primera película. Entonces, cuando la gente (incluido yo mismo) oyó hablar de una tercera parte, pensó: “¿¿OTRA VEZ?? ¿Qué pueden hacer ahora que se sienta remotamente diferente a los que ya vimos las dos películas pasadas?”. Y para ser honestos, muchas cosas cambiaron. Para empezar, como mencioné anteriormente, es un movimiento muy arriesgado no tener una borrachera y/o cruda en una película que básicamente se llama “La Cruda”. Pero, sorprendentemente funcionó. Al menos esa es mi opinión. La historia se sintió fresca otra vez, aunque aún no es mejor que la primera película. Las actuaciones son lo que te puedes esperar en una película de “¿Qué Pasó Ayer?”, aunque una en especial que no me gustó el cambio de personalidad que le pusieron fue Zach Galifianakis como Alan. En las primeras películas, Alan solía ser como el “niño adulto” del grupo, que hace tonterías sin querer y que fácilmente puede ser perdonada por que es… especial. Aquí, lo hacen todo un douchebag que hace y dice cosas queriendo lastimar a la gente, y me pregunto “¿Por qué?”. ¿Qué no era suficiente con tenerlo como un bebesote que no sabe lo que hace? No sé. Para resumir: la tercera parte está mejor que la segunda parte, pero aún no le llega a los talones a la tercera parte. Está NI MUY BIEN NI MUY MAL. Gracias y nos leemos pronto, bitches.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s