Top: Mejores momentos de Pixar

Ok, aclaro algo, antes que nada. Esta no es una lista Top 10, estoy listando el mejor momento de cada película de Pixar. Para las 14 películas que han salido, estos son los mejores momentos de cada una. O sea que la lista no tiene otro órden más que el del cronológico, empezando con el #1 (Toy Story) hasta el #14 (Monsters University). ¡Y empezamos!

1. Los juguetes vs. Sid – Toy Story

Durante años, los juguetes del cuarto de Andy han presenciado como el malvado vecino, Sid Phillips, destruye y tortura juguetes. Desde cambiarles partes del cuerpo al estilo “Frankenstein” hasta simplemente volarlos en mil pedazos con dinamita (¿qué hacían los papás de Sid como para dejar que comprara DINAMITA?). Por seguir las reglas, los juguetes no pueden hacer nada al respecto. Pero cuando la vida de Buzz corre peligro, los juguetes “mutantes” de Sid, junto con Woody, deciden romper las reglas y darle el mayor susto de su vida al maligno niño. “Juega bonito, Sid”. Priceless.

2. La rebelión de las hormigas y la lluvia- Bichos

Después de que el plan del pájaro fallara, Hopper de nueva cuenta hace menos a las hormigas, al grado de golpear brutalmente a Flik, como lección para ellas. Pero ni Flik, ni Atta, ni ninguna hormiga más se dejará mangonear por los saltamontes. Con un gran discurso dicho pr Atta: “Verás, Hopper, nosotras las hormigas recolectamos la comida, nosotras comemos la comida. Y los saltamontes, ¡se van!” comienza una batalla campal, que es lamentablemente interrumpida por una torrencial lluvia.

3. Geri, el reparador – Toy Story 2

Estuve a punto de elegir la secuencia con Jessie y Emily, pero simplemente me encanta esta escena. La forma en que el anciano repara meticulosamente cada pequeño detalle de Woody, desde el brillo del pelo, hasta la pintura y finalemente el brazo roto de este mismo, es brillante. Y todo esto complementado con el score de Randy Newman es perfecto. Mención honorable de Toy Story 2: la mala pronunciación del Oloroso Pete: “Ese Buzz Yogurtlight“.

4. ¡Gatito! – Monsters Inc.

Una vez descubierto el plan de Randall y Waternoose, Sully se tiene que despedir de Boo. Después de una triste y emotiva despedida, la gente de Monsters Inc. tritura la puerta de Boo, separándola por siempre de Sully. Pero después de que la compañía abre de nuevo, Mike le tiene una sorpresa a Sully: con todas las piezas trituradas y bastantes cortes y astillas en las manos, pudo reconstruir la puerta de Boo. Lo último que vemos es a Sully entrando por la puerta, diciendo “¿Boo?” y una linda voz contestando “¡Gatito!”. Una gran sonrisa ilumina la cara de Sully. Sniff…

5. “Los peces son amigos, no comida” – Buscando a Nemo

Con la primera imagen de un enorme tiburón blanco, lo que menos te imaginas es que Bruce, Ancla y Chum, tres temibles tiburones, hagan reuniones de Comedores de Peces Anónimos. En efecto, los tres tiburones son “vegetarianos”, no comen absolutamente ningún pez (“Excepto los delfines”). Cada uno lleva una estupenda racha de no comer peces (Chum es un poco cuestionable, ya que cuando se le pregunta que en dónde quedó su compañero, un esqueleto sale de su boca…). Pero, como cualquier alcohólico, en cuanto Bruce huele el alcohol… ehem, digo, la sangre de cualquier animal, pierde todo sentido y se vuelve una feroz máquina asesina.

6. Los Parr (y Frozono) contra el Omnidroide – Los Increíbles

Síndrome, como cualquier villano decente, se pone a monologuear frente a una capturada familia Parr, y revela su siniestro plan. Cuando estos se liberan, van inmediatamente hacia la ciudad para detener a Síndrome, pero sobre todo, a su enorme creación: el Omnidroide, que para cuando ellos llegan, ya se reveló en contra de su creador. Lo que sigue después es una emocionante batalla en donde cada uno puede demostrar sus diferentes habilidades. En palabras de Dash: “Amo a esta familia”.

7. La carrera final (“Guido, tu turno”) – Cars

Después de que todo el mundo se entera que el Rayo McQueen se encuentra en Radiador Springs, de inmediato lo enlistan para la carrera de desempate entre el Rey, Chick Hicks y él. Al principio, este cree que está sólo, pero resulta que los pueblerinos de Radiador Springs fueron para “echarle porras”. La carrera de por sí ya es bastante emocionante, pero la parte que a mí más me gusta es cuando le toca a Guido demostrar sus habilidades. Durante toda la carrera, el equipo de pits de Chick Hicks se burla del pequeño e inocente Guido, pero cuando Rayo necesita un cambio de llantas, en menos de 5 segundos Guido logra cambiar las cuatro ruedas, dejando boquiabiertos a los verdes.

8. La reseña de Anton Ego – Ratatouille

Anton Ego es un crítico de comida que se le conoce por su “inflexibilidad”. Por su “culpa”, el restaurante Gusteau’s perdió 2 de sus 5 estrellas. Así que cuando este se entera que hay un nuevo chef causando sensación, tiene que ir a comprobarlo con sus propios… eh, gustos. Remy decide hacer un platillo simple y sencillo: un ratatouille. En cuanto Ego lo prueba, le encanta, y quiere hablar con el chef que preparó semejante majestuosidad. Linguini y Colette le revelan que Remy es el chef intelectual, y simplemente se va. Pero al día siguiente, sale en el periódico su reseña, que al mismo tiempo, es el mensaje más emotivo en toda la película: “La vida de un crítico es sencilla en muchos aspectos, arriesgamos poco, y tenemos poder sobre aquellos que ofrecen su trabajo y su servicio a nuestro juicio. Esperamos con las críticas negativas – divertidas de escribir y leer- pero la triste verdad que debemos afrontar, es que en el gran orden de las cosas, cualquier basura tiene más significado que lo que deja ver nuestra crítica. Pero en ocasiones el crítico si se arriesga cada vez que descubre y defiende algo nuevo… el mundo suele ser cruel con el nuevo talento, las nuevas creaciones… lo nuevo, necesita amigos. Anoche experimente algo nuevo, una extraordinaria cena de una fuente singular e inesperada, decir sólo que la comida y su creador han desafiado mis prejuicios sobre la buena cocina subestimaría la realidad. Me han tocado en lo más profundo. En el pasado, jamás oculté mi desdén por el famoso lema del chef Gusteau: ´Cualquiera puede cocinar´. Pero al fin me doy cuenta de lo que quiso decir en realidad: ´No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado´. Es difícil imaginar un origen más humilde que el del genio que ahora cocina en el restaurante Gusteau, y quien, en opinión de este crítico, es nada menos que el mejor chef de Francia. Pronto volveré a Gusteau… hambriento”.

9. “Define danza” – Wall-E

¿Qué puede ser más hermoso que los 2 robots más tiernos en la historia de las películas bailando y viajando por el espacio? Respuesta: Nada. Y es que con el score de Thomas Newman, es 100 veces mejor.

10. Vida de casados – Up

Ya había hablado de este momento en mi lista de los 10 momentos más tristes en las películas, así que *sniff* no me hagan volver a explicarlo.

11. “Este es Woody” – Toy Story 3

Ya sea este, o la escena del incinerador, pero esta película hace a la gente llorar. En lo personal, aquí fue donde yo lloré. Tanto tiempo ha pasado Andy con sus inseparables juguetes que te rompe el corazón ver como juega por última vez con ellos, dejando su legado con Bonnie. Sobre todo cuando Andy se aleja y Woody se despide de él: “Adiós, vaquero”. Más y más lloriqueo…

12. Mate es la bomba – Cars 2

Honestamente, esta película no tiene ningún momento tan emotivo como las anteriores que aquí mencioné, pero tiene bastantes escenas de acción que emocionan. Por ejemplo, esta. Cuando Mate descubre que él tiene la bomba que se activará en cuanto el Rayo McQueen se acerque a él, este escapa a toda velocidad, con el Rayo siguiéndolo por detrás. Y pues… eso es todo. Ah, y Mate descubre al verdadero villano y logra desactivar la bomba.

13. La pelea de osos – Vailente

Cuando Mérida está a punto de terminar con el hechizo que convirtió a su madre en un oso, otro enorme oso, Mor’Du, llega a querer… pues asesinar a todos los que estén ahí, empezando por Mérida. Pero Elinor, aún con su instinto maternal, defiendo con uñas y dientes a su familia. La batalla entre los dos enormes osos es impresionante, y termina de una manera excepcional, con una enorme roca cayendo encima de Mor’Du. Al final, el espíritu de este sale del cuerpo del oso y se despide de todos los que están ahí.

14. La visita a la corporación – Monsters University

De nuevo, estuve debatiendo conmigo mismo entre poner este momento o cuando Sully y Mike logran espantar a los adultos para poder salir del mundo humano, pero al final me decidí por este, porque este es el momento en el que Sully y Mike se dan cuenta que en esa empresa en la que años después trabajarían, cualquier monstruo puede asustar y que todos, a pesar de sus diferencias, pueden ser iguales. Claro, toda esta emoción termina cuando la policía empieza a perseguirlos, y pues tienen que huir de ahí.

Y ahí están. Si ustedes creen que hay mejores momentos en las películas, háganmelo saber en los comentarios. Compartan esto, y así. Gracias y nos leemos pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s