Review: El Hombre de Acero

¡Santas destrucciones, Bat…! Ah, que eso no va aquí, ¿verdad?

Cuando su planeta, Kriptón, está a punto de ser destruido, Jor-El (Russell Crowe) y Lara Lor-Van (Ayelet Zurer) mandan a su hijo recién nacido, Kal-El, a un lugar en donde estará más seguro: el planeta Tierra. Ya ahí, es adoptado por Jonathan Kent (Kevin Costner) y Martha Kent (Diane Lane), y le ponen como nombre Clark (Henry Cavill). De niño, a Clark le decía su papá que el mundo aún no estaba preparado para recibir a alguien como él, y que tenía que esconder sus poderes. Ya cuando es adulto, descubre quiénes eran sus verdaderos padres. y la razón por la que fue mandado a la Tierra. Por otro lado, la reportera Lois Lane (Amy Adams) se interesa en la historia de este “hombre misterioso” después de que este la salva la vida y ella puede ver que él no es como todos los demás. Pero las situación se tornará complicada y destructiva cuando llega a la Tierra el malvado General Zod (Michael Shannon), que sobrevivió a la destrucción de Kriptón por estar encerrado en lo que se le llama “la Zona Fantasma”, y llega con la intención de convertir a la Tierra en una nueva Kriptón, y para eso, no se detendrá ni se arrapentirá de nada hasta acabar con Kal-El, y cumplir su propósito.

Un poco atrasada esta reseña, pero más vale tarde que nunca. Bueno, desde que escuché que iban a hacer un reboot de la ya muy famosa historia de Superman, que iba a estar dirigida por Zach Snyder y producida por el mismísimo Christopher Nolan, me emocioné. Estaba seguro que “El Hombre de Acero” iba a ser para Superman, lo que “Batman Inicia” fue para Batman: un regreso en forma y totalmente revitalizado. ¿Y se cumplieron todas esas expectativas? Yo diría que sí. Empezaré con las actuaciones. Henry Cavill parece que nació para ser Superman. Aunque, bueno, haya tenido este actor un poco de mala suerte: resulta que Cavill audicionó para tener el papel principal en “Crepúsculo”, pero no le salió (que a eso no le llamaría yo “mala suerte”…); luego, audicionó para ser Superman en la versión anterior, la de Bryan Singer, y tampoco lo aceptaron; después de eso, audicionó para esta película, pero ya con tantos rechazos que había tenido antes, pensó “Meh, tampoco me van a aceptar en esta, ¿así que para qué me molesto?”. Una tarde, se pone a jugar World of Warcraft, y el teléfono empieza a sonar. El que estaba llamando era nada menos que Zach Snyder. Él, pensando que era otro rechazo, ni siquiera se molestó en contestar el teléfono y siguió jugando. Una vez terminada su sesión de videojuegos, checó sus mensajes de la contestadora y resulta que a Zach Snyder le había encantado su audición y quería que regresara. Afortunadamente, pudo regresarle la llamada a tiempo, y finalmente, los resultados muestran que sí se pudo quedar con el papel, y para ser honetsos, le quedó como anillo al dedo. Otra persona que también hace un gran trabajo es Michael Shannon como el malvado Zod. No es un villano tan memorable como el Guasón de Heath Ledger, ni nada de eso, pero también es un gran personaje con una villanía digna de ser admirada. Ahora, un problema que muchos tenían en mente es que, al ver la película, se viera mucho como una película de Christopher Nolan, y no de Zach Snyder, por esto de que es el productor. Pero créanme cuando les digo que, si Christopher Nolan metió mano, no se nota en lo absoluto: esto es trabajo completo de Zach Snyder. Al haber dirigido películas como “300” o “Watchmen: Los Vigilantes”, se dio a notar como un director que, además de saber contar buenas historias (ya sé que esas dos son adaptaciones de novelas gráficas, pero yo hablo de su estilo), es un director muy visual. Y hay una escena en específico en la que yo dije “Eso es 100% estilo de Snyder”. La acción… WHOW, la acción es MASIVA. De verdad, cuando los combates y las peleas empiezan, no te dan ni un minuto para respirar. La destrucción que causan Superman (me siento raro al decirle “Superman”, ya que en la película le dicen así tan sólo una vez… me acostumbre más a decirle Kal-El, o Clark) y Zod está en escala destructiva inmensa e intensa. Y hace mucho que no decía esto, pero… ¿Amy Adams como Lois Lane? HOTHOTHOTHOTHOT. Esta película se me hizo BASTANTE BUENA, muy, muy pegadita a Maravillosidad. Por cierto, hay bastantes referencias a otros personajes, futuros villanos y demás superhéroes escondidos por toda la película, así que pelen el ojo para que los puedan captar. Y otra cosa: NO hay, repito, NOOOOOO hay escena después de los créditos en esta película, para que por si les anda del baño al final de la película, se puedan ir tranquilos sin la preocupación de que se van a perder algo súper (jeje, “súper”) importante. Gracias y nos leemos pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s