Review: Poder y Traición

“You broke the only rule in politics. You want to be president? You can start a war, you can lie, you can cheat, you can bankrupt the country… but you can’t fuck the interns.”

Stephen Meyers (Ryan Gosling) es un verdadero idealista y el segundo al mando de la camapña política del gobernador Mike Morris (George Clooney). El oponente de la campaña de Morris, Tom Duffy (Paul Giamatti), lo cita en un restaurante para decirle que está seguro que Morris perderá la elecciones en Ohio, que al senador Thompson le ofrecieron un mayor trato que los de Morris, y le ofrece trabajar con ellos. Al mismo tiempo, Stephen empieza una relación con una jóven interna en la campaña, Molly Stearns (Evan Rachel Wood). Al enterarse de que habló con Duffy, Paul (Phillip Seymour Hoffman) le da la información a una reportera, Ida (Marissa Tomei), para así poder despedir a Stephen de la campaña, y al pasar esto, él se va a tratar de trabajar con Duffy, pero él le confiesa que lo citó en el restaurante porque sabía que le diría a Paul y sabía que Paul lo despediría, así, la campaña de Morris no tendría al mejor en lo que él hace, pero él tampoco. En pocas palabras, no podía permitir que lo tuvieran ellos, pero tampoco lo iba a contratar. Stephen luego se entera de un secreto que involucra a Molly y al gobernador Morris que podría bien destruir su oportunidad para ser presidente… o lo podría usar a su ventaja para volver a su puesto y chantajear al candidato Morris.

La actuación de Gosling en esta película me gustó mucho más que en la de “Drive”. En esta tiene muchas más emociones y diálogos. Y, sorprendentemente, esta es la primera película que veo en donde Clooney la hace de personaje relativamente “malo”. Hablando de George Clooney, él dirigió y escribió la película, lo que demuestra que es bueno en todos los ámbitos del cine: buena ctor, buen director y buen escritor. Algo así quiero ser yo de grande, especializarme en esas 3 ramas. Y lo mejor para el final: la actuación de Seymour Hoffman y Giamatti son ESPECTACULARES. Giamatti no sale mucho, pero cuando sale, se ve que le echa ganas a su actuación. Y Phillip Seymour Hoffman siempre ha sido buen actor. Pensar que un tipo con esa voz hizo y ganó un Oscar por “Capote” (el cual es gay y habla más agudo que nada). La película esta BASTANTE BUENA. Gracias y nos leemos pronto. ¡Ah! Por cierto, estamos a casi un mes de “The Avengers”. CAN’T HARDLY WAIT. Esperen mi reseña de eso, y nos vemos. Arrivederci.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s